Compartir
Publicidad

Samsung no reparará ni reconstruirá los Note 7 devueltos, los desechará

Samsung no reparará ni reconstruirá los Note 7 devueltos, los desechará
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caso de los Samsung Galaxy Note 7 ya es muy sabido por todos los interesados y no tan interesados en el mundo de la tecnología, una noticia que le ha dado la vuelta al mundo, y justamente un problema que va más allá de la industria de los smartphone, se ha convertido en una tragedia ambiental.

Si estás un poco perdido en el tema, el martes, Samsung anunció que suspendía de forma permanente la distrubución y producción del Galaxy Note 7 en todo el mundo, ha pedido a sus clientes devolver sus dispositivos y hacer un cambio por otro teléfono Samsung, en algunos casos ofrece la devolución de su dinero, su sistema de recolección ya inició en México.

La reacción de la compañía es razonable, el hecho es que, además de los millones de perdidas que esto traerá a Samsung, se estiman 10 mil millones de dólares en pérdidas, el medio ambiente será el más afectado puesto que los más de 2.5 millones de quipos serán vertidos a la basura, al no ser aptos para reciclaje.

Si bien los smartphone no llegan a pesar más de 200 gramos, los sistemas con los que se obtiene la materia prima con la que están construidos es lo que más problemas trae al medio ambiente, el Galaxy Note 7 es uno de los equipos de mayor dimensiones en el mercado, por lo que sus materiales son aún más, que cualquier otro smartphone.

Pack Note7

El principal problema de los fabricantes es que son terribles en cuanto a temas de reciclaje se refiere, de los 50 elementos que se encuentran en un Galaxy Note 7, sólo se pueden recuperar 12 de ellos, los otros 38 elementos son los más destructivos para el medio ambiente y tóxicos para el ser humano.

Un tema, que en realidad no es nuevo, toma relevancia en un producto que tuvo una vida útil de sólo 2 meses, después de su presentación, por lo regular un teléfono inteligente, en el mejor de los casos, es restaurado y revendido en mercados en desarrollo, una solución que además representa una ganancia extra para algunos fabricantes y revendedores.

Hasta ahora Samsung no ha presentado ningún informe oficial sobre los daños colaterales que las fallas del Galaxy Note 7 traerán al medio ambiente, siendo una de las compañías con las mejores prácticas ambientales en la industria, no tardaremos en saber algo al respecto, en 2015 fue reconocida por utilizar aluminio 100% reciclado en sus teléfonos Galaxy S6.

S6

Reconocemos que ninguna de sus buenas prácticas, premios y certificaciones ayudarán a evitar la extracción de la materia prima con la que fue construido el Galaxy Note 7, la contaminación que se genera en la etapa de producción, el combustible gastado en la distribución y los materiales de publicidad, entre otros materiales; irán directo al basurero.

Samsung tiene un gran camino por solventar para recuperar de alguna manera la confianza de sus clientes, si hablamos de marketing y servicio al cliente su reacción fue buena y respetable, pero sabiendo de los movimientos y los problemas que se viven actualmente, cuando de problemas medio-ambientales se refiere, tiene muchos problemas que resolver.

Probablemente esto se pudo resolver con un diseño que permitiese realizar el cambio de batería por el usuario, como años atrás ocurría con los equipos que no eran construidos de un solo cuerpo, sin embargo, el mercado exigía una construcción y diseño más delgado, lo que provocó que los ingenieros de Samsung optarán por pegar la batería a la placa base del dispositivo haciendo que está fuera difícil de manejar, es momento de pensar, si queremos equipos más delgados, con grandes baterías o dispositivos más seguros.

Vía | Motherboard

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos